flores

 

-Catastrophic Magic Band- 

En mis locuras de niño

aún delirio recordando,

al maestro preguntando

qué sería de mayor.

Yo decía que soñaba

con ser atracador de bancos,

de los de gabardina y guante blanco,

descapotable y pistolón.

Y un día de mayor

me dije no lo pienses tanto,

y atraca ya ese banco

que es canalla y usurero.

Y cuando me presenté

con mi gran gabardina,

la pistola encima,

abrí la caja fuerte

y maldita mi suerte,

¡no había dinero!

Por lo visto me entretuve,

y antes que llegará yo,

se lo había llevado el banquero.

Juan Carlos Aragón Becerra

-Consejo amistoso a un montón de jóvenes-

Id al Tibet.
Montad en camello.
Leed la Biblia.
Teñid vuestros zapatos de
azul.
Dejaos la barba.
Dad la vuelta al mundo en una canoa de
papel.
Suscribios al Saturday Evening Post.
Masticad sólo por el lado
izquierdo de la boca.
Casaos con una mujer que tenga una sola pierna y
afeitaos con navaja.

Y grabad vuestro nombre en el brazo de
ella.

Lavaos los dientes con gasolina,
dormid todo el día y trepad a los
árboles por la noche.
Sed monjes y bebed perdigones y cerveza.
Mantened la
cabeza bajo el agua y tocad el violín.
Bailad la danza del vientre delante de
velas rosas.
Matad a vuestro perro.
Presentaos al Alcalde.
Vivid en un
barril,
partios la cabeza con un hacha.
Plantad tulipanes bajo la
lluvia.

Pero no escribáis poesía.

Charles Bukowski

-Poemas sueltos [1]-

Que cara de herido pongo

cuando te veo y me miro

por la ribera del hombro.

Enterrado me veo,

crucificado

en la cruz y en el hoyo

del desengaño:

qué mala Luna

me ha empujado a quererte

como a ninguna.

Don Miguel Hernández

-La risa que me escondes  (III)-

Y no vuelvas a mirarme con esos ojos de niña

sin padre.

Y no vuelvas a llamarme con esa voz de mujer

desesperada.

Y no vuelvas a pronunciar mi nombre con los

labios pintados.

Y apaga las luces.

Y cierra la puerta.

Y aparca bien el coche.

Y deja de fumar.

Y no te vayas.

  Juan Carlos Aragón Becerra

-Sin la luz-

Dicen que el amor es ciego

y no lo niego

seguramente así es.

Por eso te veo con mis dedos

por eso me sé tu piel.

Y nos volvemos ciegos los dos

si con nuestras manos

nos hablamos en el lenguaje del amor.

Antonio Pedro Serrano

-Buenos días, Gabriel-

Tres poetas en uno

semillero de tantos más

tu alma insumisa

se topó con la muerte y su pesquisa.

La puso a cuidar tu invernadero

especialista en empezar de cero

detonaste al bomba de la risa

sin dios, sin espejismos y sin prisa.

Perro viejo

filósofo

ingeniero fiel a tu gente.

Ya tú mismo

a pesar de tus ráfagas de triste

te encaraste jovial con el abismo

hombre en medio del mundo

y hombre a solas junto al mar

fuiste humilde y escribiste

simplemente

las olas, olas siempre serán.

   Mario Benedetti

-Rima XX-

Sabe, si alguna vez tus labios rojos

quema invisible atmósfera abrasada,

que el alma que hablar puede con los ojos,

también puede besar con la mirada.

  Gustavo Adolfo Bécquer

Anuncios

Entradas recientes

Hacer sábado en lunes

Soy una sensación
distinta a este momento,
existe una distancia abstracta,
como la que planea
sobre un bufé
córpore insepulto,
entre lo que yo me pregunto,
y lo que tú
te respondes también,
ahora.
Podemos estar
en la cima del insulto,
en el amor
del turrón blando,
o volando,
de hoy lunes,
hasta ayer domingo.
El caso es que ahora,
los dos
no sabemos por qué,
somos lo mismo
completamente distinto
– Enrique Urbano.
  1. Un día sin pan Deja un comentario
  2. Inédito Deja un comentario
  3. Fobia, tercer libro 2 Respuestas
  4. Círculo 3 Respuestas
  5. Cómo conseguir Fobia Deja un comentario
  6. Presentación “Fobia”, tercer poemario 2 Respuestas
  7. Mantel de tela Deja un comentario
  8. Miopía 5 Respuestas
  9. Pena de pena 1 Respuesta
  10. Deja un comentario
  11. Eso es Deja un comentario
  12. Uno Deja un comentario
  13. Quitamiedos Deja un comentario
  14. XLVIII 2 Respuestas