Eso es

Échale migas al pan
que todos se van
y yo aún no he vuelto
de mi tísico vaciar,
de mi desbordado
y jacto empacharme
de aires y espacios
que no sé dónde poner
en este volcán y pus
perfumado de lactante
ácido y ya senil.

Es el virar venoso,
apresurado lento,
de mi sedado rojo elixir
del sudor barbitúrico
del deshinchado
respirar entre llantos,
ese hueco entre esperas,
ese amago de huir,
un pellizco al invierno
del hombre suicidio.

Necesito encontrarme,
amigos diablos,
necesito saber
al menos a veces
si es verdad
que alguna otra vez
fuimos gente.
Enrique Urbano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s