Miopía

Que triste el chico vaciar
de la jarra enorme del magín, 
y que lejos barruntan
ellos desde allí
la energía de esta flauta.

La escena del ser universal
repele a los mosquitos,
pero incendia el miedo
en la realidad vívida
que filman los ojos.

Esta es la única verdad íntegra,
y más allá de la realidad panorámica
enmarcada en las pestañas,
solo hay una endiosada vida muerta
que late sin nosotros.

Somos el lado oscuro de otros,
una careta virgen
que catalogar en el archivo
de objetos perdidos
hasta ser hallados.

Por eso me jode
que me cuenten el final,
que me adviertan,
avisen y revisen
de lo poco o tanto
que me estoy equivocando.

En mis poco menos
de ciento ochenta grados
de luz, colores y formas,
solo se ve lo que yo veo,
y solo yo puedo verlo.

Enrique Urbano.

Anuncios