17 de abril, 19:22 horas, Palma de Mallorca.

17 de abril, 19:22 horas, Palma de Mallorca.

Verán, me acaba de suceder algo extraplanetario:
19:22h – Andaba yo hacia la misma mesa del café de cada media tarde, y un chisteo, en mitad de un solecito lascivo, ha detenido mi paso. Era Jesús. Camisa a cuadros, yo diría fumador, y de paseo, como yo. Así, como el que parpadea para respirar antes de decir algo importante, me ha preguntado si esa barba, era la de Enrique Urbano, de Pequeña Muerte.
Vaya, Jesús, me has alegrado la tarde. Allá donde quiera que estés ahora, salud para no olvidarte.
Creo que te he dado cuatro veces la mano. Andaba despistado entre la ilusión de esos nervios que te incitan a soltar algún que otro taco y a reírte de forma compulsiva.
Hagámonos una foto, Jesús.
La foto que le he pedido a un lunático que ha muerto, y sigue vivo.

Anuncios

Un pensamiento en “17 de abril, 19:22 horas, Palma de Mallorca.

  1. ¡Mira qué es caprichoso el azar! No hace ni una semana que descubro tu blog, comparto un poema tuyo y justo pasas por mi lado la tarde en cuestión. Yo que soy muy espontáneo, te abordo para confirmar mi sospecha sobre tu identidad. La casualidad y el azar son acontecimientos caóticos y aleatorios, donde el tiempo es una variable exponencialmente ínfima. Me sorprendió vivir tan cerca y no coincidir en algún momento, o tal vez sí lo hiciéramos, pero no existía la pregunta –Disculpa ¿eres Enrique Urbano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s