Tempo

De tu boca a la mía

hay una distancia esdrújula,
como esas moscas incómodas
de las callejas oscuras
de nuestra ciudad.

Al garbeo entre ellas,
no resulta abrupto
darse cuenta de todo el amor
que nos ha robado la edad.

Como si coincidir sirviera
de boca sudadera
al caramelo adelgazante
de la vida.

Porque una coincidencia
varía aguda
el ángulo obtuso
de tus labios,
la amplitud del pecho,
y la sudoración
de pies y manos.

Cuando coincides,
las pestañas se suicidan,
como un juego romántico
que te da el aire,
como una bala instalada
en el cerebro
sin perforarte el cráneo.

Eso por no hablar,
de la insaciable virginidad,
que pierdes en la piel,
cada vez que te vistes.

Enrique Urbano.

17 de abril, 19:22 horas, Palma de Mallorca.

Imagen

17 de abril, 19:22 horas, Palma de Mallorca.

Verán, me acaba de suceder algo extraplanetario:
19:22h – Andaba yo hacia la misma mesa del café de cada media tarde, y un chisteo, en mitad de un solecito lascivo, ha detenido mi paso. Era Jesús. Camisa a cuadros, yo diría fumador, y de paseo, como yo. Así, como el que parpadea para respirar antes de decir algo importante, me ha preguntado si esa barba, era la de Enrique Urbano, de Pequeña Muerte.
Vaya, Jesús, me has alegrado la tarde. Allá donde quiera que estés ahora, salud para no olvidarte.
Creo que te he dado cuatro veces la mano. Andaba despistado entre la ilusión de esos nervios que te incitan a soltar algún que otro taco y a reírte de forma compulsiva.
Hagámonos una foto, Jesús.
La foto que le he pedido a un lunático que ha muerto, y sigue vivo.

Un submundo de cultura

Mallorca Insólita

Cartel Santa barBienvenidos a este sótano putrefacto con trabajadoras becarias explotadas hasta la extenuación, como corresponde a estos tiempos… Así comienzan los programas radiofónicos que Marcelo Font Livi emite desde el Santa Bar entre domingo y miércoles de 9 a 11 de la noche.

El Santa Bar no es una emisora pirata clandestina, tampoco es un estudio de radio, aunque en ocasiones parezca cualquiera de estas dos cosas. El Santa es mucho más que eso. Es un submundo cultural metido en las entrañas del centro de Palma. Es uno de los espacios agitadores de la cultura “under” , esa que no tiene soporte institucional y da espacio a mentes creativas que tienen la necesidad de compartir.

Radio 2

Radio, teatro, poesía, música y otras liberaciones mentales son las protagonistas de este pequeño bar de la Calle Santa Bárbara, junto a la Costa d´en Brossa. Pintores, músicos, artistas, bohemios y trabajar@s de todo pelaje buscan…

Ver la entrada original 411 palabras más

Pequeña Vida

¿Te has parado a pensar
en los gnomos 
de barbas azules,
que corretean 
desnudos las nubes
solo por costumbre?

Si te has fijado,
cuando se enfadan,
llueve azúcar glass
al punto de nieve
de tus pasteles.

Cree con ellos la gente,
que el ámbar impar
de los abetos,
y de los semáforos,
es la aceleración necesaria
del alma huyendo del diablo.

Y no digo yo, pobre de mi,
que sean infelices,
pero mira las lombrices;
¿vas a negarme
que andar por la vida
sin ojos,
no sirve de cultivo
al letargo
de morirse poco a poco?

El estrés de vivir por vivir,
o este yo sin yo,
que se limita a sentir
por vivido todo lo vivido,
ha llegado a entender por fin,
que hay vida que vive muerta.

Luego, dices que te sorprendo,
cuando hablo del nido
de luciérnagas 
que llevas en el pelo.

Enrique Urbano.

Lugares donde dar con Pequeña Muerte

Información sobre mi primer poemario, Pequeña Muerte:

Para todos los que vivan en Mallorca, lo podrán encontrar en las librerías:

– Jaume de Montsó

– Literanta

– Libreria del Campus Universitario UIB

– Drac Màgic

– Quars

– Embat

– Llibres Mallorca

– Además, pueden descargarlo en formato ebook en el siguiente enlace de la Casa del Libro:

http://www.casadellibro.com/ebook-pequena-muerte-ebook/9788490760307/2276753

 

Para todos aquellos que vivan fuera de la Isla, si lo desean, pueden hacer su petición a la siguiente dirección de correo electrónico, y podrán recibirlo por correo postal:

– enriqueurbanoangel@gmail.com

Salud.

 

Imagen