Grito

A veces un poema es mucho más que una declaración de amor,

a veces, los poemas son simplemente aquello que son;

poemas. Compuestos por la mitad del alma de un triste bufón,

y la otra mitad, querido lector, de su perversa lectura con intención.

 

A veces los poemas no son más que llantos puntuales,

ahogados en el inmenso océano del papel, 

a veces, no son más que aleteos casuales

de la Diosa inspiración jugando a ser Dios.

A veces, los poemas son para siempre.

 

Otras veces son pretéritos imperfectos,

sueños inacabados o tragedias que contar, 

a veces, solamente se llega a ser poeta,

justo a la mañana siguiente

de haber renegado de ello hasta los restos.

 

A veces los poemas son gatunas

melodías entonadas en una noche de borrachera,

a solas con tus lunas. A veces, la poesía no es poema,

ni el poema es poesía. 

 

A veces, llega antes el olvido que la poesía, 

y a veces, la poesía, 

no ofrece más que lo prometido

por una botella de vino.

 

Pero lo realmente bello

es cuando entre espada y pared,

la poesía es todo aquello

que solamente ella podría ser.

 

Enrique Urbano.

Anuncios

2 pensamientos en “Grito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s