Romántico

Mi primera vez contigo,

y yo sin florero ni anillo,

sin pincel, sin pañuelo,

solamente tú conmigo.

No traigo versos,

no hay compases perversos

que recitarle a los instantes

románticos.

Los zapatos son de antaño,

tintados con barro añejo,

y uno de ellos,

baila borracho.

No hay poemas en la fuente,

ni perfumes engalanados

traídos de otro continente,

no hay liras ni canciones.

El erotismo de la palabra,

 último resquicio romántico, murió.

Pereció durante un eclipse de Sol,

a los tiempos, dejó dicho;

presiento que muerto,

 seré más y mejor conocido que vivo.

Murióse entonces el romántico,

y solamente resta el Romanticismo.

Me apena que los confundan,

tal si fueran agua o vino,

o el fin y el inicio

de la noche y la Luna.

Debe verse ebrio

quién a golpe de verso

remueve amor y poesía

creyéndose vivo.

Aquello murió por divino,

como cae todo lo hermoso y bello

de las flores, con el empuje del viento

y del caminante en su caminar.

Pobre de aquél con romanticismo

que os diga que os amó y os ama,

huid, mas yo huiría,

los muertos no yacen en cama.

Enrique Urbano.
Anuncios

Un pensamiento en “Romántico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s