Nada

No hay musa sin Luna,

no hay inspiración

sin unos labios claros

coloreados con pintura.

No existe, porque más allá,

como Quijote negro

he andado y cabalgado

en busca de ese miedo.

Y no he hallado más que nada,

no hay nada en las olas

si la tierra que aguarda

no se viste de arena.

No hay espera en las horas

si el minutero no taconea

persiguiendo el amarre

en el puerto de otro desliz.

No hay principio ni morir feliz,

no hay sino madre

sufriendo por la pena

de su hijo en condena.

No hay dulcinea sin trenza,

que como hoja de otoño,

se posa y balancea

en su manga izquierda.

No hay calor tras el amor

si no son las sábanas

miradas de cuatro ojos

y un corazón.

No hay un atisbo de vida

tras el estéril grito

del náufrago perdido

en su amada isla.

No hay

sin poesía.

Enrique Urbano
Anuncios

Un pensamiento en “Nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s