Telón

Allí estaba yo,

rodeado de moqueta,

de palcos y butacas

ordenadas en filera.

Y estaba como cualquiera,

pero sin estar como estaba

el bigotes de mi derecha,

que olía a pan de lentejas.

Encañonaba el escenario

un foco sujeto a un cordel,

soportado por un becario,

el más veterano del burdel.

Desde platea al gallinero,

suenan bronquios obstruidos,

el ruido del tabaco negro,

salta de dama en caballero.

Un telón vestido de rojo,

centenares de vidriosos

ojos vestidos a la par,

el pueblo ansía soñar.

Oscuridad,

el silencio,

desacompasados,

¡qué más da!

Una guitarra celestial

quejando por su mal,

un piano inmortal

dejándose llevar.

De la Luna al Sol,

un verso en boca del actor,

nace otra historia de amor

larga vida Moulin Rouge.

Enrique Urbano
Anuncios

3 pensamientos en “Telón


  1. Viajaba al Moulin antes de concluir versos, estaba allí sin saberlo. Pero lo supe y ahora te felicito por correr un tupido velo, telón que no de acero, sino poético.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s