En bicicleta

Existe un lugar

cuyo nombre no deseo desvelar

dónde los hombres van

como el viento lleva a la claridad

engalanados con sombreros de copa

y recuerdos brillantes en las botas.

El cielo es verde como el campo

el campo es azul como el cielo

dónde la tierra siembra rocas

y las fores caen del árbol.

Existe un lugar

dónde las mujeres van

arropadas al vestir del cancán

y sus amarillos labios

parecen confundirse con el pelo

que luce el Sol en Navidad.

Las aguas son naranjas

entremezclándose con la playa

separando arena y conchas

repartiéndoles sal por igual.

No conocen espejos

creen mirarse y reflejarse

en antiguas fotografías.

Nubes y Luna

charlan amables

mientras pasean por las calles

y las corretea la lluvia.

Hablan y lloran en forma de canción

cantar los hace libres

y es la libertad quién decide

como en nosotros la razón.

Enrique Urbano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s