Un poema más, un aliento menos

En cubierta, cuando los de abordo descansan, escribo sobre este húmedo papel las últimas cartas que ansío confesarte. Las arrojo al mar, me asegura que te las entregará. 

Echo en falta el vino, la madera y el madero, a mi vela y la marea. Echo en falta el viento, susurrándome al oído que soy su marinero. Embarqué en primavera, y no hay despertar que no haya soñado con ella. 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s